Rinoplastía

Rinoplastía

Escribe: Dra. Gabriela Torres Cisneros


La nariz ocupa la región central de la cara y es uno de los pocos órganos asimétricos que encontramos en la faz guardando importantes funciones de relación y equilibrio en la olfacción, la temperatura corporal y la ventilación y que son algunos aspectos, sin duda, fundamentales en la vida humana y la salud, pero al ser la nariz un órgano con diferentes relieves y ángulos, destaca por su forma.

La rinoplastia es una de las operaciones más frecuentemente solicitadas para el cirujano plástico, pero es también una cirugía compleja, en la que se requiere de un profundo conocimiento de la anatomía y la función nasal, de la misma manera, hay que tener en cuenta que la nariz no es un órgano aislado y los resultados deben estar planeados en función de la estética de toda la cara, de los huesos, los cartílagos y la piel, así como de la herencia de cada paciente, porque cada uno de estos elementos juega un papel importante en el resultado final de la operación.

La nariz puede ser operada abordando solo la punta nasal, en caso de que los defectos ocupen solamente esta parte, o bien, de toda la nariz, combinando técnicas para mejorar el dorso, el tabique nasal, los huesos laterales, los cartílagos y las aletas o ventanas nasales.
Los pacientes deben tener claro qué es lo que desean y qué es lo que se puede lograr con una cirugía nasal estética, ya que el objetivo es contribuir a mejorar el aspecto y la sensación de bienestar del paciente.
Aunque está muy de moda la rinomodelación con sustancias de relleno, estas técnicas son solamente transitorias y la mayoría de las veces no cumplen los objetivos porque no se movilizan tejidos, no hay resecciones, no hay injertos y pueden tener resultados poco agradables en manos inexpertas o complicaciones que dejen secuelas o deformidades.

En la cirugía plástica estética y reconstructiva, el estándar de oro sigue siendo la rinoplastia, para alcanzar resultados favorables y condiciones de seguridad para los pacientes.

Una nariz agraciada y bien planeada será siempre un éxito para la estética de la cara.