Hemorroides

Hemorroides

Escribe: Dr. Luis Enrique Salinas Aragón


¿Qué son las hemorroides?

Son estructuras normales de tejido conectivo y vasos sanguíneos dilatados que prolapsan por el orificio anal. Y como cualquier otra parte del organismo se pueden enfermar, hay 2 tipos: Hemorroides externas y hemorroides internas.

¿Qué causa las hemorroides?

Los factores de riesgo más importantes son:
• Edad
• Constipación crónica o diarrea.
• Embarazo
• Hereditario
• Uso de enemas
• Pasar largo tiempo en el WC
• Realizar mucho esfuerzo al evacuar
• Sostener la evacuación por períodos prolongados.

Todos estos factores hacen que los ligamentos que las mantienen unidas al canal anal se distiendan, las venas se dilaten y terminen protruyendo por el orificio anal.
¿Cuáles son los síntomas?

• Sangrado durante la evacuación
• Salida de tejido al evacuar
• Prurito (comezón) perianal
• Dolor perianal
• Sensación de cuerpo extraño

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad hemorroidal?

Los síntomas leves pueden ser tratados con medidas generales como: aumentar la ingesta de fibra (frutas, verduras, cereales) y líquidos. Evitar realizar mucho esfuerzo durante la evacuación y realizar baños de asiento durante 10-15 minutos. Si con estas medidas no mejora la sintomatología en 2 a 7 días o en caso de dolor que va en aumento o sangrado deberá de acudir a su cirujano especialista en colon y recto para decidir si evacuar el coagulo con una pequeña incisión y bajo anestesia local o realizar una hemorroidectomía formal.


Existem múltiples tratamientos para la enfermedad hemorroidal, este dependerá si son externas y/o internas y de su cronicidad.

Ligadura: El tratamiento de ligadura se realiza con un dispositivo especial, es un procedimiento de consultorio y funciona idealmente sobre hemorroides internas sangrantes. Después de ligadas pierden el aporte de sangre y se caen en 7-14 días produciendo un pequeño sangrado o sensación de plenitud. En la mayoría de los casos necesita más de una sesión para acabar con el problema.

Inyección y Coagulación: Se puede Utilizar en hemorroides sangrantes que no protruyen, ambos métodos son relativamente indoloros y logran que la hemorroide disminuya su tamaño.

Engrapado hemorroidal (PPH): Esta es una técnica que utiliza un instrumento especial para engrapar y cortar el tejido hemorroidal interno. Este método lleva a una disminución del tamaño pero no remueve las hemorroides externas.

Hemorroidectomía: Es la cirugía que remueve las hemorroides. Es el estándar de oro y el método más completo para solucionar hemorroides internas y externas. Es necesaria cuando los coágulos se forman repetidamente en las hemorroides externas, la ligadura falla para tratar las hemorroides internas, las hemorroides protruidas no pueden ser reducidas, o existe sangrado persistente. Una hemorroidectomía remueve el tejido excesivo que causa el sangrado y la protrusión. Este se realiza bajo anestesia utilizando suturas o engrapadoras y dependiendo de las circunstancias requerirá de incapacidad .

La hemorroidectomía con laser no ofrece ninguna ventaja adicional comparado con otras técnicas, es mucho más costoso y el dolor es más intenso que con la cirugía convencional.

THD: Esta técnica se basa en el cierre del flujo sanguíneo arterial que alimenta el plexo hemorroidal identificándolo mediante un Doppler, con ligadura de las ramas terminales de la arteria rectal superior. Este procedimiento se realiza con una anoscopio especialmente diseñado para ser usado junto con el transductor, el Doppler permite la localización de las ramas terminales las cuales se suturan realizando una pexia de los cojinetes.

La reducción del flujo sanguíneo a las hemorroides conduce a la contracción de los cojinetes hemorroidales con consiguiente mejoría de los síntomas, e induce la reducción permanente del prolapso. Con esta técnica el anodermo sensible por debajo de la línea dentada se evita, lo que disminuye el dolor posoperatorio y por lo tanto un tiempo de recuperación más rápido. Siendo uno de los tratamientos actuales en el manejo de esta enfermedad.

Lo más importante es una adecuada valoración por un especialista para determinar la mejor opción de tratamiento para su enfermedad.

www.coloproctologiaoaxaca.com