Causas por las que se forman piedras en la vesícula biliar

Causas por las que se forman piedras en la vesícula biliar

Escribe: Dr. Edgar Arrazola Cortés


pacientes es la siguiente: ¿ por qué se me formaron las piedras en la vesicula? Ahora quiero compartir con usted la información que les he dado.

En realidad no existe causa única ni especifica para que se inicie la formación de piedras (litos) en nuestra vesícula biliar, mas bien existen factores de riesgo múltiples (es toda circunstancia o situación que aumenta las probabilidades de una persona de contraer una enfermedad). Con este entendimiento les mencionare cuales son esos factores de riesgo para que se formen piedras en la vesícula biliar.

1.- Edad: es más frecuente a partir de los 40 años, 2 de cada 10 personas a partir de esta edad tienen litiasis vesicular.

2.- Genero: es mas frecuente en el género femenino. Las mujeres tienen el doble de riesgo respecto a los hombres.

3.- Embarazo: esta en relación con los cambios en los niveles de hormonas ( principalmente estrógenos)

4.- Anticonceptivos orales: el consumo de estos fármacos para el control prenatal tienen mayor riesgo para formar piedras en mujeres menores de 40 años.

5.- Fibratos: son medicamentos que se utilizan para ayudar a reducir los niveles altos de triglicéridos.

6.- Ceftriaxona: antibiótico utilizado en infecciones graves, esta relacionado con su uso prolongado.

7.-Antecedentes en la familia de piedras en vesícula: padres, abuelos, hermanos, etc.

8.- Obesidad.

9.- Pérdida rápida de peso. Ya sea por dietas estricta, ejercicio intenso y/o consumo de fármacos para tal fin.

10.- Diabetes mellitus.

11.- Cirrosis hepática.

12.- Dislipidemia: esta es una enfermedad en la que los lípidos y triglicéridos en la sangre se encuentran elevados.

Es importante mencionar que estos factores de riesgo tienen mas peso cuando se combinan, por ejemplo: Una mujer de 40 años, con dislipidemia y obesidad, o en otro caso un hombre de 40 años con diabetes y antecedentes familiares de litiasis vesicular.

En la actualidad esta enfermedad se cura gracias a los avances en cirugía y sobre todo con la cirugía de mínima invasión o también conocida como laparoscopia. Acuda siempre con el especialista indicado para su adecuado diagnóstico y tratamiento.